Imprimir

Miércoles, 13 diciembre 2017

Politólogo Claudio Alpízar

A la presidencia no se llega a aprender

Por Ana Madrigal - Última actualización: 9 marzo, 2015

claudio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De acoso y falta a la verdad denunció el presidente Solís a la prensa en su pasada  cadena nacional y en su artículo de opinión publicado en La Nación. Para  Alpízar esto denota  falta de  madurez porque  cuando se gobierna en democracia siempre hay que lidiar con los medios de comunicación.

“El presidente Solís olvida que en campaña y al inicio de su gestión tuvo un gran cariño de la prensa que le otorgó incluso una  tregua que no supo aprovechar”.

Alpízar fustiga el hecho de que el presidente asegure que están en una “curva de aprendizaje”, porque se llega a gobernar ya aprendido y no  a aprender. El Gobierno no es un TCU universitario ni un centro de investigación, es un lugar de implementación de ideas maduras que se concretan en políticas públicas.

Recordó además que como candidato Solís decía en un spot publicitario que terminó siendo algo así como publicidad engañosa ya que nos ofrecía el mejor equipo para gobernar y  después nos dio un “rejuntado”, sin roce ni conocimiento.

Tan engañosa aquella publicidad de campaña que muchas de las caras del spot hoy no solo no están en el gobierno sino que algunos de ellos confrontan posiciones del presidente.

Según Alpízar el partido de gobierno debería estar en sus vacas gordas porque  está en el ejecutivo, pero es lamentable que aun así le haya costado hacer asamblea general para escoger presidente, al tiempo que renuncia su secretaria.

Pero además, el país presencia con asombro como  cada vez más se acentúan las diferencias entre líderes del PAC como Ottón Solís, Epsy Cambpell y Manrique Oviedo con el presidente y su círculo de confianza, integrado por Melvin Jiménez, Mariano Figueres y Víctor Morales Zapata.

Alpízar asegura que no entiende porque el presidente se molesta porque la prensa dibuje una Costa Rica  entrabada y con problemas si el primer pesimista fue el propio presidente.

Según el mandatario Solís  “si un extraterrestre llegara a San José y leyera algunos medios de comunicación en estos días, pensaría que Costa Rica está al borde de la catástrofe económica y social. Y se equivocaría. Mucho”.

Para Alpízar fue el mismo presidente en su informe de los 100 días que habló de vagabundos y nido de ratas y después pretende que la inversión privada y extranjera sientan confianza en ese país.

“Creo que este país tiene fortalezas que le permite a un gobernante desarrollar políticas de alto impacto”.

Destacó  Alpízar que   Solís se ha mostrado  muy crítico con la prensa, olvidando que la voz del pueblo es la voz de Dios, en ese contexto debería reflexionar sobre la última encuesta sobre la percepción del positivismo de los consumidores, de la Escuela de Estadísticas de la UCR, en la que  el 62% de la gente asegura que esta administración ha tenido un desempeño pobre, la más baja calificación de esa encuesta en las últimas administraciones  y que el presidente debería considerar también  otras encuestas que reflejan que los costarricenses, en su mayoría, ya tiene grandes dudas sobre el gobierno.

Recordó que el verdadero capital político del presidente o del PAC es el de la primera ronda electoral.

 

claudio