Imprimir

Miércoles, 13 diciembre 2017

Aprueban convenio para el cambio climático

Por adminCR2050 - Última actualización: 23 agosto, 2016

Por:Esteban Rojas Sáurez

cambio-climatico-consecuenciasLos diputados votaron de manera favorable en primer debate el  Acuerdo de París, que constituye la respuesta de la comunidad internacional a la toma de conciencia de que el cambio climático representa una amenaza urgente y potencialmente irreversible para las sociedades humanas y el planeta, que requiere una acción urgente de todas las Partes, y que el carácter mundial del cambio climático exige la cooperación más amplia posible de todos los países.

Por medio de la aprobación del expediente 20033, el país se compromete de manera internacional con sus luchas ambientales y a combatir el cambio climático.

El jefe de fracción del Frente Amplio, Edgardo Araya Sibaja, comentó que este es un primer paso importante pero que es un acuerdo político en el cual no se puede obligar a los países.

“Es una iniciativa para empezar a hacer algo con respecto al tema del cambio climático, es importante pero no suficiente”, señaló Araya.

El acuerdo refleja el interés que existe por parte de los países para desvincular las emisiones de CO2 del proceso de crecimiento económico y promover una relación política y económica que permita alcanzar el objetivo último de la Convención arriba indicado, y que a su vez respete los principios del desarrollo sostenible. Adicionalmente, presenta una oportunidad para que nuestro país se integre de manera efectiva en la política de cooperación que se promoverá en torno a la implementación del Acuerdo, tomando en cuenta nuestras prioridades nacionales y los recursos disponibles.

En el artículo 2 se establece el propósito del Acuerdo: “reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático, en el contexto del desarrollo sostenible y de los esfuerzos para erradicar la pobreza”. Para ello se establecen tres objetivos:  mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento a 1,5 °C con respecto a los niveles preindustriales; aumentar la capacidad de adaptación a los efectos adversos del cambio climático y promover la resiliencia al clima y un desarrollo con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, de un modo que no comprometa la producción de alimentos; y elevar las corrientes financieras a un nivel compatible con una trayectoria que conduzca a un desarrollo resiliente al clima y con bajas emisiones de gases de efecto invernadero.

El artículo 5 pone énfasis en la necesidad de conservar y aumentar los sumideros y reservorios de gases de efecto invernadero, y se hace una mención específica a los bosques.

Mientras que el 6, establece un “mecanismo para contribuir a la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero y apoyar el desarrollo sostenible”.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático fue la primera respuesta legal de la comunidad internacional a la problemática del cambio climático y sus efectos.