Imprimir

Jueves, 19 octubre 2017

Carrera Aeronáutica del TEC contribuirá a posicionar esa industria.

Por Ana Madrigal - Última actualización: 9 marzo, 2015

Para el año 2017 el Instituto Tecnológico de Costa Rica, TEC, estará abriendo las puertas de la primera carrera centroamericana de Ingeniería Electromecánica con énfasis en Mantenimiento Aeronáutico, la cual  otorgará el título de licenciatura.

Víctor Julio Hernández, ingeniero mecánico aeronáutico graduado  en  Kiev, Ucrania

Víctor Julio Hernández, ingeniero mecánico aeronáutico graduado en Kiev, Ucrania

Según una  investigación de mercado realizada por el Instituto Tecnológico, TEC,  revela que solo en La Florida, Estados Unidos, hay 900 empresas aeronáuticas y que Costa Rica participa  únicamente del 0.54% de ese mercado que se encuentra a tan solo 2 horas y media de San José. La cifra muestra claramente  el potencial que representa para nuestro país la industria aeronáutica.

La iniciativa de promover la apertura de una nueva carrera que ayude a impulsar esa industria, tomó fuerza con la incorporación como profesor del  TEC de Víctor Julio Hernández, ingeniero mecánico aeronáutico graduado de la  Universidad Nacional de Aeronáutica de Kiev, Ucrania.

Su experiencia en sistemas de manufactura, especialmente en empresas de alta tecnología y en el montaje y armado de helicópteros, se unió a la experiencia e interés de otro profesor del TEC, el ingeniero Oscar Monge, quien había laborado varios años para Coopesa, empresa líder en mantenimiento de aviones.

Ambos  plantearon  el proyecto  de la nueva carrera a las autoridades del TEC que no dudaron en apoyar la propuesta. Según Hernández la  nueva oferta académica es un sueño que avanza a paso firme hacia su concreción.

Tras el apoyo recibido en el TEC,  Hernández se contactó  con  Cinde que también celebró la iniciativa ya que al país venían empresas aeronáuticas con interés de afincarse aquí pero se desanimaban al constatar que no existían carreras universitarias afines a la industria.

“Nos ayudó mucho la investigación  del plasma que realiza  Franklin Chang y sin duda fue un factor que sumó a crear un clima propicio”, explicó Hernández

Hernández viajó a varios países para conocer de primera mano las carreras relacionadas con  la actividad  aeroespacial.  Finalmente en el año  2012 el Centro de Desarrollo Académico del TEC, CEDA,  les asignó una asesora para terminar de afinar el programa curricular de Ingeniería Electromecánica con énfasis Mantenimiento Aeronáutico. La base del programa de estudios será mecánica, eléctrica y electrónica y tendrá cursos como aviónica, electrónica del avión, electricidad y mantenimiento de las partes mecánicas.

Grado de Avance

Según el ingeniero Hernández de  15 fases contempladas en el proyecto  ya están entrando a la número  13 con lo que esperan que la carrera abra sus puertas a principios del 2017.

Explicó que hay avances significativos en temas como la infraestructura en donde se van a dar las clases, en la definición  de presupuestos y  en la búsqueda de los profesores idóneos”.

Aunque en el país hay algunos profesionales en aeronáutica en el TEC solo hay uno, el propio Hernández. Es por esa razón que la institución está dedicada a formar recurso humano echando incluso mano a las becas al exterior. Ese es el caso de un estudiante, miembro de la Comisión Aeronáutica del TEC, que logró una beca a Francia, para sacar una maestría en aeronáutica con énfasis en aviónica. La idea es contratar recurso humano que resida en el país.

2015-02-05 16.17.36“Ya tenemos infraestructura, y podemos apoyarnos con todos los laboratorios del TEC pero tenemos que construir un  hangar y un túnel de viento adecuado para ciertas pruebas aerodinámicas, para luego poner  todo en papel,  presentarlo a las instancias de aprobación del TEC y enviarlo luego al Consejo Nacional de Rectores,  Conare”, explicó.

Consultado sobre si el programa de estudios iba a impartir algún curso sobre Internet de las Cosas, IdC,Hernández aseguró que el Instituto Tecnológico sí tiene especialistas en ese tema sobre todo en la carrera de Ingeniería Electrónica.

Aclaró que se está investigando con la normativa aeronáutica existente como se podría articular el programa de estudios con las nuevas posibilidades que ofrece internet de las cosas y que  seguramente tendrá un papel clave en áreas de localización satelital, comunicación del avión y sin duda en el satélite que se está construyendo en Costa Rica.

“Ya veremos si metemos en este currículo algún curso de internet de las cosas”, dijo.

Despegue de la industria aeronáutica

Tanto el sector público como la empresarialidad han venido impulsando el despegue de la industria aeronáutica de Costa Rica. Con ese fin el año pasado tuvo lugar en el país el evento “Aerospace meeting Central America”, primer encuentro regional de negocios exclusivo para la industria aeronáutica, en el que participaron más de 50 empresas del sector.

El Tecnológico de Costa Rica (TEC), no solo fue la  única universidad estatal en participar sino que además se destacó en su rol de   coorganizador.

En el encuentro se informó que de la fecha al 2020 solo la Boeing, de los Estados Unidos, piensa construir 20 mil aviones más. Eso alimenta el potencial que tiene el país de convertirse en un polo de mantenimiento de aviones y que tenga mayor participación en el creciente mercado aeronáutico.

Algunas de las compañías que asistieron al evento fueron la Bell Helicopter Textron, fabricante estadounidense de diseños de helicópteros, sobretodo militares; la Bombardier Aerospace, firma francesa fabricante de aviones con presencia mundial, con sedes en Canadá, México, Estados Unidos y Brasil. También participó  la Eaton Aerospace, fabricantes  de sistemas de avión, la Eplan Software & Service, de México que venden maquinaria de mecánica de precisión; la Oberg Industries Aerospace con sede en California y con una planta en Heredia, fabricantes de partes de controles de vuelo,  Ink Trade S.A., empresa estadounidense con sede en la Uruca que son proveedores de  software para la elaboración de diseños en tercera dimensión; Total Skylands, radicada en  Costa Rica y se dedica a traer partes de aviones y la Wesco Aircraft que es suplidora de sellos y empaques de aviones, entre otras.

Escollos en el camino

Una piedra en el camino es la imposibilidad que tienen las empresas costarricenses vinculadas al sector aeronáutico de certificarse. Tanto el TEC, como CINDE, PROCOMER, Inteco y el INA están en la tarea de buscar la certificación de AS 9100, norma aeronáutica.

 

Por su parte, Procomer hace un gran esfuerzo para traer un experto que imparta el curso de certificación tanto al sector aeronáutico como  a la academia.

Según Hernández, hoy 40 empresas que se dedican a los servicios y a la fabricación de componentes de aviones, al no poder certificarse aquí, tienen que ser auditados por empresas extranjeras con el agravante de que al final el producto aparece como hecho en otros lugares, algo así como lo que ocurre con la maquila.

“Por eso urge  comenzar a certificar aquí y esperamos que para el segundo encuentro internacional de aeronáutica que tendrá lugar en Costa Rica en octubre próximo ya tengamos la tarea hecha. En este semestre se ha  definido  un cronograma para capacitar a dos personas por empresa”, enfatizó Hernández.

Otro de  los objetivos del TEC es lograr que la Escuela de Electromecánica a la que pertenecerá la nueva carrera sea también acreditada por la Agencia Europea de Seguridad Aérea, EASA, o la Agencia Federal de Aviación, FAA, de Estados Unidos, para poder extender licencias ya que en aeronáutica  además del conocimiento aprendido en clase se requiere de una licencia para poder trabajar con el avión. Hasta ahora solo una organización en toda América Latina, concretamente en Brasil,  ha sido acreditada por EASA.