Imprimir

Miércoles, 13 diciembre 2017

Curcuma : Especie Milagrosa

Por Ana Madrigal - Última actualización: 12 diciembre, 2014

 

La Curcuma, es la eCURCUMAspecie (raíz) más valorada en la medicina Ayurvédica de la India y se le considera como el mejor agente anticancerígeno que hay.Ha sido objeto de muchos estudios médicos que han ido revelando sus propiedades casi milagrosas. Resulta ser un poderoso antinflamatorio y antioxidante que se encarga de, entre otras cosas, desinflamar pasajes pulmonares, permitiendo la fácil respiración y/o exhalación de toxinas. Además, como todo anticancerígeno, cuenta con propiedades antibacteriales y antivirales que ayudan a librarnos de
patógenos que precisamente generan las enfermedades
oportunistas como son los resfriados.

El  ingrediente más importante y saludable de la cúrcuma  es la curcumina (un curcumoide), el cual le dá su color amarillo brillante que además se presta para dar ese agradable color a los platillos y es el que le dá su caraterística tonalidad al Curry de la India.

Grandes Beneficios:

·         Fortalece tu sistema inmunológico en contra del estrés y  los radicales libres

·         Es un poderoso antidrepresivo

·         Ayuda a mantener tu sistema digestivo saludable

·         Mantiene salud en las articulaciones y sistema óseo en general

·         Previene el alzheimer

·         Mantiene los niveles del colesterol dentro del rango normal

·         Funciones de la sangre y del hígado saludables

·         Promueve una piel más radiante

La Cúrcuma y la Curcumina nos proveen de Nutrientes Antioxidantes

 

Consumir antioxidantes es la forma  más efectiva que  en que podemos neutralizar los radicales libres ya que ayudan potencialmente a retardar los signos de envejecimiento normal. La oxidación a causa de los radicales libres van dañando las células y órganos—y eso impacta en tu proceso de envejecimiento– algo que todas queremos retrasar. Los antioxidantes curcumoides ayudan a proteger tus células de los daños causados por estos radicales libres. El contenido de antioxidantes en la cúrcuma o turmeric proviene de los compuestos activos llamados curcuminoides. Estos curcuminoides liberan antioxidantes que pueden ser:

·         De 5 a 8 veces más fuertes que la vitamina E – y también más fuertes que la vitamina.

·         3 veces más poderoso que la semilla de uva o el extracto de la corteza de pino.

·         Lo suficientemente fuertes como para expulsar el radical hidroxilo—considerado por muchos el más reactivo de los oxidantes.

·         Apoyar la función de su memoria.

·         Ayudar en la salud del corazón.

·         Aumentar tu sistema inmunológico.

La Cúrcuma y la Belleza Externa

Hablando de los nutrientes de los antioxidantes y su potencial impacto en el proceso de envejecimiento, algunos de los primeros signos de envejecimiento que observamos a medida que envejecemos son los cambios en nuestra piel. Los ingredientes orgánicos que se encuentran en la cúrcuma pueden ayudarnos a mejorar la salud de la piel.

¿Cómo?

Los curcumoides ayudan de forma importante en las funciones del hígado y de la sangre, así como a tener unas articulaciones sanas y mejorar el bienestar en general, que a su vez se refleja en  una piel suave y radiante. En la India y en otras culturas, la cúrcuma ha sido considerada por miles de años como “alimento para la piel”.

·         Limpia la piel y mantiene su elasticidad.

·         Mantene  la piel nutrida.

·         Da balance a los efectos de la flora de la piel.

Por lo tanto, la cúrcuma nos  puede actuar DOBLEMENTE en contra del envejecimiento, uno: con sus propiedades y dos: con su capacidad antioxidante que ayudan a tu piel — dándole belleza externa y pureza interna. Otra gran ventaja del uso de la cúrcuma involucra las células ya que ayuda de tres maneras:

1.  Neutraliza sustancias que pueden causar estrés celular.

2.  Manteniendo la integridad de sus células cuando se ven amenazadas por factores ambientales estresantes ocasionales.

3.  Proporcionando a los antioxidantes lo que necesitan para ayudar a las células en contra de la oxidación excesiva o los radicales libres.

La curcuma es considerada la madre de las especies, pues nos regala en concentraciones muy altas tantos beneficios antioxidantes, anticancerígenos, hepatoprotectora y de bienestar general.

El alcaloide de la cúrcuma (curcumina) se absorbe relativamente poco en el intestino, por ello se ha de combinar con pimienta negra molida y  o jengibre eso aumenta hasta 4,000 veces su absorción. Se mezcla en en porcentajes de 90% (cúrcuma), 5% pimienta negra, 5% jengibre  y para potenciar más aun su poder medicinal tómalo con una cucharadita de aceite de oliva extra virgen, aceite de coco, aceite de linaza o Ghee (mantequilla clarificada), estos ingredientes tienen que tener una adecuada temperatura estomacal, esto quiere decir que un tecito caliente le va muy bien para la absorción del alcaloide.

La curcuma se puede conseguir en polvo en casi todos los supermercados y en su forma de raiz fresca en las ferias o mercados, a precios muy módicos. Te recomendamos que la adquieras  pura e idealmente orgánica.