Imprimir

Miércoles, 17 enero 2018

Dice Ministro Gutiérrez. Diálogo Nacional de Energía no garantiza rebaja de tarifas eléctricas

Por Ana Madrigal - Última actualización: 12 diciembre, 2014

 

“Mi esposa me alentó a jubilarme para poder ser ministro Ad Honorem”, aseguró Edgar Gutiérrez.

“Mi esposa me alentó a jubilarme para poder ser ministro Ad Honorem”, aseguró Edgar Gutiérrez.

Por primera vez en años se le abre la oportunidad a la ciudadanía y a los distintos sectores del país de poder participar en la elaboración de un Plan de Energía. El Ministerio de Ambiente y Energía, Minae, convocó a una mesa de diálogo nacional sobre el tema energético a partir de este mes y que concluirá en marzo del 2015.

Se pretende un debate con libre intercambio de argumentos y opiniones que constituirán importantes insumos para el futuro del país en un tema crítico. Sin embargo, según el ministro Edgar Gutiérrez, no existe garantía alguna de que al finalizar este foro vaya a producirse la tan esperada rebaja en las tarifas eléctricas, una de las más importantes promesas de campaña.

También genera duda que un gobierna cuya consigna es el cambio, tenga un ministro de Ambiente que considere que una nueva refinería es un “mal necesario”, así como la forma en la que el gobierno pretende armonizar las diversas posiciones que tienen los distintos sectores con relación al tema energético, muchas de ellas más que antagónicas.

Con el fin de aclarar esa y otras dudas, Costa Rica 2050 conversó recientemente con el titular de la cartera, Edgar Gutiérrez.

  • Señor ministro ¿Esperaba usted este nombramiento a la cabeza del Minae?

No, para nada. Me acuerdo perfectamente bien que el 11 de abril estaba yo en Puriscal,  en una finquita que tengo con mi esposa, cuando recibí la llamada del presidente electo  para ofrecerme el cargo.

  • ¿Lo pensó dos veces o aceptó de inmediato?

Primero me sentí muy honrado de que me ofreciera participar en un gobierno muy distinto a los tradicionales y porque de alguna forma es un reconocimiento a la labor desempeñada a lo largo de la vida. He trabajado durante 34 años en la Universidad de Costa Rica como docente, investigador, director de centros de investigación y como catedrático. Mis hijos me alentaron a asumir el reto argumentando que podía aportarle al país en un área que la que he estudiado por años y mi esposa me dijo que era tiempo de devolverle a Costa Rica algo de lo mucho que me ha dado.  Ella me dijo que me jubilara y que fuera ministro ad-honorem.

  • ¿Cómo encuentra en el ministerio? Diagnóstico y prioridades.

Me siento cómodo porque no es ajeno a mí ya que en el año 2005 dirigí la Estrategia Nacional Ambiental. Sin embargo,  nunca pensé que la tarea iba a ser tan compleja y en estos pocos meses hemos tenido que hacer una  labor titánica para poner en orden muchas cosas. Por suerte he tenido todo el apoyo de mi equipo y de la mayoría  de los funcionarios que quieren ser parte del cambio.

  • ¿Qué es lo encontró que demandó una labor titánica?

Este es un Ministerio con numerosas dependencias como el Sinac,  Fonafibo y otras que se consideraban repúblicas independientes, trabajando de manera atomizada, cada uno con su propia agenda. Ahora avanzamos hacia la construcción de una agenda única entendiendo que el Ministerio tiene la responsabilidad legal de tutelar al ambiente.

  • ¿A tres meses de un gobierno, cuya consigna es el cambio, es prudente decir que la Refinería es un mal necesario? ¿Es esa su posición personal o la del gobierno?

Esa es mi posición personal. La del gobierno todavía está por definirse. El tema es muy complejo y lleva muchas horas de discusión, tanto Recope, como en la Casa Presidencial y el Minae. Pero quedan por resolver algunos elementos y sin eso no podemos llegar a una posición de gobierno.

  • ¿Hasta tanto no haya humo blanco con la posición del gobierno estamos en un limbo?

Por ahora estamos tratando de recuperar más de  $30 millones que se han invertido en la elaboración de planos. Esa es una de las tareas que tendrá la presidenta de Recope en las próximas negociaciones en China.

  • ¿Por qué usted cree que la Refinería es un mal necesario?

Porque es  la única forma que yo he podido ver para reducir tarifas en combustibles fósiles, que seguirán siendo un mal necesario por lo menos por treinta años más. Por eso creo que vale la pena hacer un esfuerzo nacional para construir una refinería dentro de los márgenes ambientales y sociales apropiados que permitan reducir hasta en un 30% las tarifas. Hay que recordar que gracias a las tarifas actuales hemos podido financiar programas sociales y contar con instrumentos económicos, como el Pago de Servicios Ambientales, que han permitido recuperar cobertura forestal.

  • ¿Para qué convocar a un diálogo nacional si según expertos los 6 planes de energía anteriores eran buenos y no se cumplieron por la inoperancia de las mismas instituciones que los plantearon?
Más que por el poder aquí estamos por la construcción de una agenda de trabajo, asegura el jerarca del Minae a la periodista Ana Madrigal.

Más que por el poder aquí estamos por la construcción de una agenda de trabajo, asegura el jerarca del Minae a la periodista Ana Madrigal.

Si tienen que tener elementos muy buenos porque la Sectorial de Energía tiene profesionales con gran dominio de la problemática energética. Sin embargo el VI Plan fue duramente criticado por la Contraloría porque no fue participativo, fue impuesto. El problema se radicaba en que el Ministro había renunciado a la rectoría política en materia energética y ante  esto la ejecución de cualquier Plan de Energía, aunque fuera bueno y con visión de largo plazo, quedaba  a criterio de los generadores y distribuidores. Así el ICE se convertía en juez y parte. Es decir no se lo podía pedir que procurara el ahorro porque necesitaba vender para pagar sus obligaciones. A todas luces si el ministro de turno ejercita su  rectoría se puede tutelar mucho mejor el uso de los recursos.

  • ¿En lo administrativo cómo afectaba esta situación?

Bueno, cuando asumí el propio ministro saliente, René Castro,  me planteó que había una Dirección General de Energía, pero que no contaba siquiera con un funcionario. En esas condiciones la figura del ministro era muy débil y no podía dirigir procesos ni tener poder de convocatoria en materia energética.

  • ¿Habrá rebaja eléctrica al final de la jornada del diálogo nacional?

No lo puedo asegurar. Espero que podamos  encontrar una fórmula de diversificación de canasta de generación eléctrica que permita bajar las tarifas.

  • ¿De no ser así se habrá incumplido una de las más importantes promesas de campaña?

Si, esa promesa del presidente está cuesta arriba porque hemos tenido  un año inusual con el efecto del Niño que prolongará la sequía hasta año entrante. Por eso la estabilización de la tarifa eléctrica durante 18 meses es un éxito, sino se hubiera incrementado en un 40%, se hubiera disparado. La información sobre la sequía la tenía la administración anterior y no se tomaron las previsiones del caso.

  • ¿Que lo hace pensar que este nuevo Plan de Energía no vaya a correr la misma suerte que las anteriores?

La garantía es que tanto yo como mi equipo de trabajo tienen  toda la vocación y compromiso de que vamos a salir adelante. Más que por el poder aquí estamos por la construcción de una agenda de trabajo.

  • ¿Cómo piensa armonizar en el diálogo nacional los distintos intereses que gravitan alrededor del tema eléctrico? Puede convertirse en una Torre de Babel.

No estamos concertando, es un diálogo. La idea es construir con ellos.

  • ¿Pero habrá necesariamente posiciones antagónicas lo que significa que no todos los algunos serán incluidos en el Plan de Energía, algunos quedarán por fuera?

La responsabilidad de Gobierno no se puede delegar. En el primer trimestre del 2015 la Dirección Sectorial de Energía analizará técnicamente  todas las opiniones, determinará la viabilidad de cada una, hará simulaciones y de ahí surgirá la propuesta de Gobierno, que esperamos sea coherente y promisoria.