Imprimir

Miércoles, 17 enero 2018

La inteligencia de las cosas en Costa Rica

Por Ana Madrigal - Última actualización: 5 febrero, 2015

ignacio trejos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El ingeniero informático Ignacio Trejos, profesor del Instituto Tecnológico y rector de Cenfotec, abordó el tema de los “sistemas inteligentes”,  uno de los tres ejes temáticos de  la PTCR.

Según Trejos, nos encontramos en los albores de la convergencia de las tecnologías y en este contexto los sistemas inteligentes adquieren un protagonismo gigantesco.

Al igual que los otros dos conferencistas, destacó el gran potencial que tiene la iniciativa para generar negocios, y para promover más investigación e innovación.

“A partir de las alianzas que surgirán de la PTCR emerge la gran oportunidad de juntar cabezas que están “compartamentalizadas” en diversas disciplinas para que creen juntas”, explicó Trejos.

Como académico subrayó el reto que tienen  las universidades para pensar en cursos electivos, tesis y talleres para hacer “cosas locas”, que permitan flexibilizar currículos y hacer que mucha gente se junte a  ejercitar la creatividad.

Algunas de las actividades creativas que convocan a la multidisciplinaridad  y al uso de internet de las cosas, IoT, podrían ser los enfoques de diseño, como el  design thinking y  los sistemas ciberfísicos que interactúan con el entorno o el mundo real midiendo precipitación, humedad, presión, temperatura, cercanía.

“Con la ayuda de Intel y Cisco, ya algunas universidades lo  estamos comenzado a hacer. Cada vez hay más proyectos en el tema de comunicación entre máquinas lo que abre todo un mundo de posibilidades para los negocios sobre todo para los proveedores de servicios de telecomunicación”, explicó Trejos.

También analizó la producción de “sistemas empotrados” donde la carrera de Ingeniería en Computadores del TEC tiene una gran fortaleza, al igual que Hewlett Packard, HP, empresa que tiene a  unas 200 personas desarrollando sistemas empotrados,  haciendo  equipos para redes que requieren programación de muy bajo nivel que le habla directamente al hardware para poder hacer cosas muy interesantes.

Los “sistemas inteligentes” encuentran además un terreno muy fértil en todo lo relacionado con “los sistemas distribuidos” que son aquellos en los que hay elementos computacionales repartidos y que de alguna forma tienen que articularse, comunicarse, sincronizarse para lograr el efecto completo.

No se puede hablar de “sistemas inteligentes” sin analizar los  temas de seguridad, de protección y de inteligencia de datos. Para Trejos, la  Universidad de Costa Rica tiene el grupo más fuerte en análisis matemático de datos.

“Desde el punto de vista de la ingeniería propiamente, los sistemas inteligentes se plantean desde la óptica de su prototipo  o diseño. La forma como verificamos para asegurar sus propiedades y como las validamos y medimos, de manera que tengan la funcionalidad requerida, que sean seguros, den el rendimiento adecuado y sean confiables”.

Prácticamente todas las áreas del quehacer de hoy requieren cada vez más de sistemas inteligentes, y cada una de ellas presentan sus propios retos que no pueden ser abordados por una sola disciplina, lo que abre grandísimas oportunidades para el trabajo colaborativo.

Ciudades o barrios inteligentes, casas inteligentes, carros inteligentes, semáforos inteligentes,  redes y plantas eléctricas inteligentes,  son algunos de los ejemplos que se usan para hablar de este tema. Sin embargo, según Trejos, hay que ir más allá hacia una multitud de áreas que se podrían ir abordando desde lo más abstracto en matemática hasta lo más práctico que sería estar soldando “chunchitos” para ponerles una batería para que funcione

¿Qué son los sistemas inteligentes?

Hoy somos testigos de una convergencia de instrumentos electrónicos guiados por programas, por controladores y microprocesadores que nos permiten controlar y actuar sobre los distintos elementos conectados de diversas formas con el mundo.

Para entender mejor esa realidad abría que comenzar por entender qué son los “sistemas inteligentes” y por qué son tan importantes hoy.

Ignacio Trejos, experto en el tema, explica que para eso hay que entender a los sistemas como un  conjunto de cosas interconectadas entre sí. Casi todo tiene algún tipo de estructura, composición y tienen un entorno. Algunos tienen forma.

Según Trejos, los sistemas puedes ser materiales o conceptuales. Por otro lado, explica que la Inteligencia es la capacidad de entender, explicar, conocer, aprender, y comunicar. En otras palabras, es aquello dotado de alguna forma inteligencia.

En las plataformas europeas la terminología que se usa más es  “Smart system” que al traducirlo resulta algo como  “listos” o “chispas”, terminología que no le agrada a Trejos porque según él ese tipo de inteligencia en las cosas está todavía muy lejos de la inteligencia humana.

En síntesis un  sistema inteligente es aquel que permite alguna forma de procesamiento de datos que permiten  reaccionar y actuar sobre el entorno, un entorno que hasta podría ser físico.

Antes los componentes para generar inteligencia eran muy caros pero hoy se han abaratado mucho. Por ejemplo, universidades como el TEC, UCR, Veritas y Cenfotec, han recibido donaciones de Intel, como el sistema Galileo que nos permite experimentar,  algunos dirían jugar con el mundo, pasando los estímulos o señales que vienen del mundo hacia microcontroladores que nos permiten procesarlos y actuar sobre ese mundo.

¿Qué pasa en Costa Rica?

En Costa Rica se multiplican rápidamente las áreas que requieren  aplicaciones de sistemas inteligentes. Ya hay un clúster de dispositivos electrónicos biomédicos que están siendo exportados a distintos destinos. El sector se fortalece a buen ritmo al punto que el  TEC acaba de firmar un convenio con una universidad de Minnesota  para abrir una maestría en dispositivos biomédicos que reúnen sistemas muy diversos, tanto  eléctricos, electrónicos y biológicos.

Estos dispositivos biomédicos pueden interactuar y mejorar la vida de las personas aquejadas de alguna dolencia.  En el área de la manufactura tenemos la robotización industrial, las comunicaciones son hoy cada vez más digitales,  y en los sectores de energía y  del ambiente también el avance de la inteligencia es notorio.

Los sistemas inteligentes, nos permiten controlar a distancia distintas cosas en nuestros hogares. Si tenemos paneles solares en casa, o en edificios, podemos tener compuertas en las que en unos momentos estamos consumiendo energía y en otros entregándola a la red para que esta se distribuya donde haya más necesidad.

Es decir con los sistemas inteligentes podemos actuar sobre el mundo en el nivel micro con sensores conectados a un microcontrolador y dando respuestas. Pero además se puede actuar en el nivel macro, con la subsecuente  agregación de millones de puntos de datos y procesamiento masivo de estos para retroalimentar estos puntos de control para que ellos a su vez actúen en el entorno.